Un método para corregir las carencias nutricionales en el cultivo de almendro

tratamiento fertilizacion foliar

Hace un par de semanas hablamos sobre la importancia de realizar un análisis foliar en nuestra plantación de almendros pero, ¿una vez obtenido los resultados como corregimos las carencias que hemos detectado en los resultados del análisis?

En este post trataré de enseñarte cómo corregir las carencias nutricionales en un cultivo como el almendro a través de la fertilización foliar.

¿Por qué es importante corregir las carencias nutricionales en el cultivo de almendro?

Ya te hable de esto en el anterior post , y es que hay una ley conocida como la Ley del mínimo de Liebig,  que determina que un solo nutriente puede limitar la producción de un cultivo aunque el resto estén en cantidades suficientes. Por lo que si nuestro cultivo de almendro tienen algún tipo de carencia nutricional, aunque sea mínima, la producción se verá afectada.

En este sentido me gusta siempre destacar que «mas no es mejor», y que la clave de la fertilización es tratar de tener una nutrición equilibrada en base a nuestros objetivos de producción. Por tanto, será muy importante saber si estos se están cumpliendo y si no es así, tratar de encontrar todos los aspectos (aparte del nutricional) que puedan estar afectando.

Uno de los objetivos de la fertilización en almendro es conseguir un alto potencial productivo en cantidad Y calidad de fruto. Si no hay un equilibrio entre nutrientes no solo puede verse afectada la producción si no también la salud de la planta, con las consecuencias que puede tener (plagas, enfermedades, estrés…)

¿QUÉ DEBES SABER SOBRE LA FERTILIZACIÓN FOLIAR?

Cultivos como el almendro no solamente utilizan las hojas para realizar funciones tan básicas como la transpiración o la fotosíntesis, y es que además de estos procesos hay determinados nutrientes que pueden ser absorbidos por las mismas y que después son utilizados para las diferentes funciones que realiza la planta.

La aplicación de nutrientes por vía foliar no suele verse justificada si no es para acompañar un tratamiento fitosanitario para controlar alguna plaga o enfermedad.

Es importante que sepas que las condiciones climatológicas, como la humedad relativa y la temperatura, pueden condicionar la eficacia del tratamiento al limitar o favorecer la absorción de los nutrientes. Incluso después del tratamiento pueden seguir teniendo un papel importante. Al afectar a su persistencia y distribución en la superficie de la hoja del almendro.

Es por eso, que conocer las ventanas más adecuadas para realizar un tratamiento foliar se vuelve clave si queremos que el resultado del mismo sea el adecuado.

Delta T
Delta T – Parámetro utilizado para determinar las condiciones ideales de tratamiento

¿QUÉ VENTAJAS TIENE LA CORRECCIÓN DE CARENCIAS A TRAVÉS DE LA FERTILIZACIÓN FOLIAR?

Como he comentado antes, realizar un tratamiento foliar únicamente para aplicar nutrientes no suele verse justificado debido al coste de la aplicación y el retorno de la inversión que esta provoca. Por eso, es recomendable aprovechar las aplicaciones de fitosanitarios en el control de plagas o enfermedades para aplicar nutrientes de los cuales sabemos que tenemos una carencia.

Pero, eso no quita que se puedan realizar aplicaciones puntuales, y es que son precisamente algunas de las ventajas de este tipo de aplicaciones las que pueden justificar su realización:

  1. Los tratamientos foliares no sufren las variables del suelo como nutrientes bloqueados, alteraciones producidas por el pH, sequía etc. Por lo que siempre y cuando se apliquen los nutrientes en el tiempo y forma correctos estos serán absorbidos casi en su totalidad.
  2. La fertilización foliar además de para la corrección de carencias, es adecuada para esos casos en los que se requiere la aplicación extra de nutrientes que tengan facilidad para estar inmovilizados en el suelo (potasio, otros) o que tengan limitaciones de cantidad en el suelo (nitrógeno, otros).
  3. Por otro lado, te permite aportar los nutrientes en momentos de alta demanda en las que las condiciones ambientales o de suelo limitan la absorción. Y es que, ante situaciones de altas temperaturas o cuando las tasas de transpiración son bajas, la actividad radicular se reduce y aplicar nutrientes por vía foliar nos puede ayudar a seguir nutriendo nuestro cultivo durante esos periodos, inclusive estimular esa actividad disminuyendo las tasas de estrés con la aplicación de cierto tipo de bioestimulantes.
tratamiento fertilizacion foliar
Aplicación de tratamiento fitosanitario sobre almendro en seto en Finca Grupo Veracruz

¿CÓMO SE ABSORVEN NUTRIENTES A TRAVÉS DE LA HOJA?

Al igual que por vía radicular, no todos los nutrientes se absorben de igual manera a través de las hojas del almendro.

El nitrógeno (N), el potasio (K) y el sodio (Na) son muy bien absorbidos foliarmente. El fósforo (P), el cloro (Cl), y el azufre (S) tienen una alta absorción foliar, aunque menor que los anteriores.

Hay que parar cuidado con la calidad del agua en las aplicaciones foliares, ya que cationes como el sodio y el cloro son fácilmente absorbidos por las hojas del almendro y esto nos puede provocar fitotoxicidad o incluso estrés hídrico por acumulación de sales.

Por el contrario, elementos como el magnesio (Mg), zinc (Zn), manganeso (Mn), boro (B), cobre (Cu) y molibdeno (Mo) presentan una absorción media o escasa.

Por su parte, la tasa de absorción foliar de calcio (Ca) y hierro (Fe) es muy baja, especialmente en el caso del hierro, que para corregir carencias habrá que aplicarlo directamente al suelo o a través de la fertiirrigación. En el caso de suelos con pH mayor de 6,5 se recomienda aplicar el hierro en forma de quelato para asegurar su absorción por vía radicular.

fertilizacion almendro

¿Qué otros factores afectan a la fertilización foliar en el cultivo del almendro ?

Además, es importante saber que hay otros factores que condicionan la eficacia de las aplicaciones foliares:

  • Tipo de compuesto y concentración.
  • Adición de adyuvantes: mojantes, reguladores de pH etc.
  • Edad de la hoja: las hojas nuevas absorben y movilizan mejor los nutrientes.
  • Humedad ambiental: una alta humedad mejora la absorción y ayuda a mantener la superficie de hoja mojada.

NOTAS IMPORTANTES: Si llueve justamente después del tratamiento se puede producir un lavado total o parcial de los fertilizantes aplicados. También es necesario que sepas, que si no empleas una concentración adecuada a la hora de hacer una aplicación se puede llegar a producir una fitotoxicidad en las hojas.

¿Cómo corregir las carencias nutricionales en el almendro?

CORRECCIONES DE CARENCIAS NUTRICIONALES: MACROELMENTOS PRINCIPALES

  • Nitrógeno (N): el nitrógeno aplicado por vía foliar induce una rápida reacción en el árbol, acelerando la actividad vegetativa y el desarrollo de la planta. La aplicación foliar de los distintos compuestos nitrogenados es muy eficaz para corregir con rapidez niveles bajos de hoja, sobre todo en condiciones de secano. Para ello se recomienda la aplicación de formas de nitrógeno en forma nítrica (nitrato amónico/potásico) ó ureica (urea foliar). Por otro lado, cabe la posibilidad de aplicar aminoácidos, ya que estos también contienen nitrógeno de rápida asimilación.
  • Fósforo (P): la disponibilidad de fósforo para el almendro está muy condicionada por el suelo sobre todo en suelos ácidos y calizos, por lo que la fertilización foliar de este nutriente es muy importante. En este sentido, es muy importante asegurar la mezcla del fósforo con el resto de productos del tratamiento para asegurar compatibilidad y que no se produzcan antagonismos.
  • Potasio (K): es fundamental mantener niveles de potasio en hojas adecuados, ya que la recuperación de una deficiencia severa es difícil y a medio plazo sobre todo en años secos y en años de grandes producciones. En suelos calizos y arcillosos las aplicaciones foliares de potasio son muy importantes, y en este sentido aplicaciones de nitrato potásico y/o derivados funcionan muy bien y se pueden aplicar en «altas concentraciones» sin ningún tipo de problema (500-600 gr/hl).
evaluacion para fertilizacion foliar
Evaluación foliar en cultivo de almendro – Mario Gonzalez

CORRECCIONES DE CARENCIAS NUTRICIONALES: OTROS ELEMENTOS

Como hemos hablado al principio de este post, se debe prestar atención a todos los elementos no solo a los macros, ya que su carencia puede limitar la producción y reducir la respuesta de otros elementos.

  • Boro (B): es un elemento esencial para la planta pero puede resultar tóxico, por lo que es conveniente tener cuidado. Su deficiencia afecta a la floración y por ende al cuajado, por lo que su aplicación debe realizarse antes de la floración (inclusive previo a la caída de hojas del año anterior). Para ello, aplicaciones de boro etanolamina suelen ser eficaces.
  • Hierro (Fe): la sintomatología de esta carencia es la clorosis férrica, como a través de la aplicación foliar no se puede corregir, lo más adecuado es el empleo de quelatos de hierros inyectados en el tronco o suelo o la fertiirrigación.
  • Zinc (Zn): en suelos ácidos y fuertemente lavados puede haber deficiencias de este elemento, aunque en otros tipos de suelos la disponibilidad en suelo es alta. La corrección de zinc mediante aplicaciones foliares de Zn quelatado o sulfato de zinc. Si se va hacer también una aportación de quelatos de hierro, para que no haya problemas es recomendable aplicar formulaciones de quelatos de hierro y zinc.
  • Magnesio (Mg): la deficiencia de magnesio puede ser inducida por altas concentraciones de potasio, calcio y amonio al ser peor competidos que el resto de iones. Aplicaciones de nitrato magnésico y/o derivados nos pueden ayudar a corregir esta carencia.
  • Manganeso (Mn): esta deficiencia aparece sobre todo en suelos arenosos, con alto contenido en materia orgánica y un alto pH. Existen diferentes abonos ricos en este microelemento, suelen ser habituales las formulaciones de Zn-Mn que resultan eficaces para la corrección de carencias de estos dos microelementos.

«TODO LO QUE INVIERTAS EN NUTRICIÓN TE LO AHORRARÁS

EN MEDICINA»

No hace falta que vuelva a incidir en la importancia de la fertilización en la productividad y sanidad de un cultivo, y que por supuesto contar con información cómo tipo de suelo, agua, patrón y variedad así como y la información que aporta un análisis foliar será fundamental para el diseño de una correcta nutrición.

Dicho todo esto, no hay una receta única para la corrección de carencias, y es que hay que tratar de adaptar todo lo que en un blog como este exponemos en materia de manejo de un cultivo como el almendro en la gestión de nuestra plantación.

Aplicando conocimiento y apoyándote en otros profesionales estarás un paso más cerca de que tu producción de de almendras sea todo un éxito.

¡Nos vemos en próximos artículos!

La morfología del almendro I: los detalles de la flor y la floración

floración almendro

En el blog, hemos hablado largo y tendido sobre la fisiología del almendro y de por qué conocerla en detalle es un aspecto fundamental para saber qué está sucediendo en nuestras plantaciones. 

Pero, no podemos conocer en detalle las fases de la vida del almendro sin conocer las características morfológicas de las distintas partes del almendro.

Es por eso, que en esta nueva serie de artículos veremos y conoceremos la morfología del almendro, y en este primer bloque la de las flores, el órgano fundamental para que se lleve a cabo la floración del almendro, y en consecuencia, la producción de frutos.

¿QUÉ SON LAS FLORES?

Suena bastante evidente, pero si tú tuvieras que definirlo, ¿cómo lo harías? Tratemos de evitar los romanticismos, no olvidemos que esto es un blog de contenido técnico…

Las flores son los órganos que tienen las estructuras básicas para la reproducción sexual del almendro

¿CÓMO ES LA FLOR DEL ALMENDRO?

La flor del almendro es rosácea y tiene cinco pétalos. El tamaño de la flor, el color y la dimensión dependerá de las variedades, y esta puede ser una buena manera de distinguirlas.

Generalmente en las variedades más usadas predomina el color blanco, pero las flores en algunas variedades son de color rosa. Un aspecto bastante curioso es que las flores pueden aparecer de forma solitaria o en grupos de 2 a 4 formando unos ramilletes muy característicos.

22
Ramilletes de flores de almendro en seto – Foto Agromillora Iberia

¿QUÉ ÓRGANOS COMPONEN LA FLOR?

Dentro de la flor, podemos distinguir diferentes elementos, cada uno de ellos con importantes funciones:

  • Cáliz: Formado por cinco sépalos rojizos soldados entre sí. En su interior están los nectarios que producen un jugo que atrae a las abejas (néctar).
  • Corola: Constituida por cinco pétalos soldados solo por la base. Su función es de atraer a los insectos polinizadores. Su forma y posición varían en función de las variedades.
  • Estambres: Es la parte masculina de la flor. Se pueden encontrar diferentes números de estambres, entre 20 y 30 generalmente. Esos a su vez están formados por el filamento y la antera (compuesta por dos sacos polínicos donde se forma el polen). Cuando las anteras se abren, liberan el polen al poco de que la flor se abra.
  • Pistilo: Se trata de la parte femenina de la flor y que se encuentra protegido por el cáliz. Dentro del pistilo se encuentran los ovarios, el estilo y el estigma, los encargados de la fecundación y la formación de los frutos.

La flor del almendro es por tanto completa ya que tiene parte femenina y masculina, lo que la clasifica como hermafrodita y monoica.

flor del almendro
Esquema flor almendro – Libro «El cultivo del almendro»

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA CALIDAD DE LAS FLORES EN LOS CULTIVOS DE ALMENDRO?

En función de la variedad de almendro con la que trabajes la flor será de mejor o peor calidad. Y esta calidad puede influir en la esterilidad de las flores, lo que repercutirá directamente en la productividad.

En ciertas variedades durante la floración una parte de las flores se cae sin la presencia de agentes externos como las heladas (como el caso de la variedad Vayro, donde se pueden observar pérdidas severas de producción por este fenómeno).

Si observas estas flores puedes ver como su ovario está atrofiado y el pistilo es más pequeño de lo normal. Este pistilo es anormal y supondrá una esterilidad femenina, que en función de la cantidad existente de flores de este tipo, afectará más o menos a la producción.

En otros casos se pueden percibir dos pistilos en la misma flor (es frecuente en árboles jóvenes y vigorosos), cuando esos ovarios son polinizados y fecundados los frutos que se producirán tendrán la cáscara soldada.

Otro de los problemas de algunas variedades es que las anteras no producen polen, por lo que las flores son androestériles. No hay muchas variedades que presenten este problema pero es conveniente saberlo.

LA CLAVE PARA TENER UNA BUENA FLORACIÓN

Todos estos aspectos que hemos comentado están muy ligados a su vez al estado tanto sanitario como nutricional en el que se encuentre el cultivo. No podemos olvidar que la diferenciación floral se produce durante los meses de julio y agosto del año anterior y que la formación de todos las células y tejidos está vinculada al estrés que el cultivo recibe.

Por lo tanto, el cuidar los periodos donde se producen estos procesos y evitar que el cultivo padezca estrés será vital en el proceso de floración – cuajado y en la consecución de elevadas producciones.

Tener la suficiente humedad en el suelo y un buen estado sanitario y nutricional será por tanto la clave para conseguirlo.

Conociendo toda esta información sobre las flores del almendro podrás estar más cerca de obtener buenos resultaros para tener una plantación exitosa. 

¿Quieres saber más sobre este tipo de cosas?

Suscríbete al blog y, ¡síguenos!

El elemento clave del cultivo del almendro

sistema radicular almendro

En el cultivo del almendro intervienen multitud de factores que afectan a su desarrollo y productividad, pero sin duda el elemento clave es el sistema radicular. Mantenerlo activo y bien desarrollado nos permitirá lograr una correcta absorción de agua y nutrientes, y por tanto alcanzar la máxima productividad.

En este artículo te hablaré sobre la importancia que tiene el sistema radicular en el desarrollo del cultivo del almendro así como de las claves para conseguir su máximo desarrollo y potencial.

¿Por qué las raíces son el elemento clave del cultivo del almendro?

El crecimiento de las raíces en el cultivo del almendro es esencial para que un árbol se desarrolle con normalidad.

El crecimiento y desarrollo de la parte aérea y la producción se verán perjudicados con un escaso crecimiento radicular, ya que estos están directamente relacionados.

«Se entiende por actividad radicular al conjunto de funciones que desarrollan las raíces entre las que están el crecimiento, la captación de agua y nutrientes, almacenamiento de reservas y la síntesis de diversos productos.»

Las raíces principales y secundarias fortalecen el esqueleto del sistema radicular mediante su crecimiento en diámetro asegurando su anclaje y capacidad de almacenamiento de reservas. A su vez, la formación, el alargamiento y la ramificación de las raíces laterales de menor diámetro son de gran importancia porque incluyen los ápices radiculares que aseguran el crecimiento.

sistema radicular almendro
Fotografía sistema radicular del almendro – AGQ Labs

Las actividades principales de estas raicillas son la absorción de agua y nutrientes así como la síntesis de muchos productos necesarios para el árbol (reguladores de crecimiento, transformación de ión nitrato en aminoácidos…).

Por este motivo, el tener un buen desarrollo radicular será la base para conseguir un máximo desarrollo y productividad en el cultivo del almendro.

¿Qué características tienen las raíces del almendro?

Cómo hemos comentado en anteriores artículos, el plantón que se utiliza para realizar una nueva plantación esta compuesto por la asociación de dos seres a los que se hace vivir en simbiosis a través del injerto: la parte aérea o variedad y la parte subterránea o patrón (sistema radicular).

En el caso de los patrones utilizados, cada uno de tiene diferentes características y comportamiento.

Como norma general podemos hablar de que los híbridos de almendro y melocotonero (GF677, Garnem…) tienen sistemas radiculares potentes que tienen a profundizar más, mientras que los patrones híbridos de ciruelo (Rootpac 20) desarrollan un sistema radicular más superficial.

El el caso del sistema radicular propio del almendro (almendro franco, auto radicado o autoenraizado), está constituido por pocas raíces de mayor diámetro que se desarrollan en amplitud y profundidad y sucesivas ramificaciones a partir de las que se origina todo un esqueleto de raíces.

raices almendro
Sistema radicular Almendro autoradicado – Agromillora Iberia

Además, el tipo de propagación (por semilla, invitro, estaquilado…) y la forma de realizar el trasplante influye en la forma y disposición del sistema radicular, ya que las raíces se desarrollan de una forma u otra dependiendo de si el suelo está compactado, suelo, es profundo o superficial… etc.

En general, las raíces en el almendro pueden llegar a profundizar bastante en suelos sueltos y bien drenados, pero más del 75% de las raíces se encontrará entre 75cm – 1 m de profundidad y por ende tendremos que centrarnos en esas profundidades a la hora de realizar las aplicaciones de agua y nutrientes correspondientes.

Otra característica importante, sobretodo en el cultivo de almendro en seto es que las raíces del almendro que corresponden a plantas diferentes no se entremezclan es su crecimiento, es decir que las raíces crecen hasta que se encuentran con las de plantas vecinas.

En definitiva, el volumen de suelo que ocupan las raíces se ve limitado por el que ocupan el resto de plantas, esto en el cultivo de almendro en seto nos permitirá mantener volúmenes de copa adecuados con mayor facilidad y en consecuencia realizar un manejo más eficiente del seto.

¿Cómo conseguir el máximo desarrollo del sistema radicular en el cultivo del almendro?

El almendro es una especie poco exigente en lo referente a la calidad de los suelos, pero son las propiedades fisico-químicas del suelo las que condicionan su buen comportamiento.

ESTRUCTURA DEL SUELO Y PROFUNDIDAD

Las raíces del almendro y sus híbridos se desarrollan más vigorosamente y alcanzan mayores extensiones en suelos francos y sueltos y en los arenosos ya que permeabilidad es buena, su poder de retención de agua es suficiente y la aireación es adecuada. Además, el contar con una buena profundidad sin horizontes restrictivos permitirá a las raíces del almendro desarrollarse y ocupar así un mayor volumen de suelo.

Conocer el suelo y sus propiedades será vital para realizar una correcta preparación previa a la plantación y adecuarla en consecuencia con el objetivo de conseguir una condiciones favorables el máximo desarrollo del sistema radicular.

evaluación del suelo
Evaluación de la profundidad de suelo previa a plantación de almendros – Mario González-Mohíno

TEXTURA

En el caso de suelos de textura fina, como son los arcillosos, el crecimiento del sistema radicular es más limitado y superficial debido a la escasez de oxígeno en las capas inferiores, además la presencia de horizontes restrictivos como capas freáticas, horizontes impermeables restringen el crecimiento y limitan su capacidad de exploración.

«Las raíces pueden crecer rápidamente (más de un cm por día) si se encuentran en un medio favorable»

Cuándo hay crecimiento importante de raíces aumenta la superficie activa de absorción de agua y nutrientes, lo que pone de importancia una vez más el conocimiento del suelo y la preparación del terreno previo a la plantación.

maquina para subsolar
Maquinaria utilizada para subsolado en profundidad – Mario González-Mohíno

ÉPOCA DE CRECIMIENTO RADICULAR

El crecimiento de las raíces tiene dos épocas de mayor actividad, la primera de ellas antes de que la parte aérea comience la vegetación y la segunda cuando los frutos han madurado y cesa el crecimiento de los ramos.

«El ciclo de la actividad del sistema radicular dura más tiempo que el de la parte area»

Conociendo esto, debemos intentar satisfacer todas las necesidades de agua y nutrientes durante las épocas de máximo crecimiento y desarrollo del sistema radicular.

ciclo anual almendro

HUMEDAD EN EL SUELO

La humedad en el suelo determina el lugar en el que crecen las raíces. Las raíces no buscan el agua si no que proliferan en el lugar en el que la encuentran.

Esto será capital en las plantaciones de regadío, tener en cuenta el tipo de suelo para un diseño adecuado y la elección correcta de los emisores nos permitirá conseguir el máximo volumen de suelo mojado y por ende el desarrollo más adecuado para el sistema radicular.

desarrollo raices en el almendro
Gráfico desarrollo radicular en función del volumen de suelo mojado – AZUD

¿Cuáles son las actuaciones más importantes para conseguir el máximo desarrollo del sistema radicular?

Cómo has podido ver, en el desarrollo del sistema radicular del cultivo del almendro intervienen multitud de factores que afectan a su desarrollo y productividad. El mantenimiento de unas raíces activa y bien desarrolladas nos permitirá lograr una máxima absorción de agua y nutrientes y como resultado una adecuada productividad y rentabilidad.

Si quieres «profundizar» más y sacarle el máximo partido al desarrollo de las raíces puedes ver el webinar que realizamos la pasada semana donde Gonzalo Allendes Lagos Ingeniero Agrónomo de AGQ Labs dió una clase magistral que no te puedes perder.

https://www.youtube.com/watch?v=ZTrE3K7jlxo

¡Nos vemos en próximos artículos!

La guía definitiva para el tratamiento postcosecha del almendro

tratamiento almendro en marzo

Muchos agricultores piensan que una vez termina la recolección de un cultivo todo acaba hasta la siguiente campaña. Esto puede que sea así en cultivos anuales, pero no en cultivos leñosos como el almendro en los que el manejo después de la cosecha es tan importante como durante el resto del ciclo del cultivo.

En este artículo te contaré el paso a paso para realizar un correcto tratamiento del almendro tras la cosecha.

¿Por qué es importante realizar un correcto tratamiento post cosecha en el cultivo del Almendro?

El almendro como el resto de cultivos pasa por diferentes fases de vegetación anuales, conocer el comportamiento fisiológico de las mismas nos ayudará a tomar las decisiones de manejo más adecuadas para cada momento.

Sabemos durante el ciclo del cultivo del almendro se van desarrollando diferentes procesos. Como puedes observar, este no termina cuando se produce la maduración de los frutos y la recolección, si no que el árbol sigue funcionando hasta que llega el periodo de reposo invernal.

Sin título 1

Es por eso, que durante este periodo es muy importante realizar las acciones de manejo y tratamientos correspondientes, ya que tienen lugar algunos de los procesos que marcarán el devenir de la cosecha del año siguiente como son:

  • Diferenciación de yemas: Las yemas florales del siguiente año, se empiezan a diferenciar en torno a las fechas de recolección. Este periodo que dura aproximadamente dos meses hasta llegar a la parada vegetativa.
  • Acumulación de reservas: en el momento en que la intensidad de la fotosíntesis desciende debido a la bajada de temperaturas, menor número de horas de sol e intensidad luminosa se produce un transporte de las reservas hacia las ramas gruesas, tronco, raíces. Además, se produce la lignificación de la madera antes de iniciar el periodo de reposo invernal.
  • Crecimiento radicular: cuando los frutos han madurado y cesa el crecimiento de los ramos se produce un segundo crecimiento de las raíces (el primero se produce antes de que se produzca la actividad de la parte aérea).

¿Qué consecuencias tiene no realizar un correcto tratamiento post cosecha en el cultivo del almendro?

Con tratamiento, nos referimos a las diferentes acciones que hay que llevar a cabo una vez ha finalizado el periodo de recolección, no sólo a la realización de un tratamiento fitosanitario.

Realizando un correcto tratamiento postcosecha favorecemos que el árbol   produzca las reservas de carbohidratos que necesarias al inicio del ciclo del año siguiente para llevar a correcta floración-cuajado e inicio de la vegetación.

Las consecuencias directas de realizar un mal tratamiento postcosecha o de no realizarlo son una reducción del número de flores, un indebido cuajado de los frutos y por tanto una reducción cantidad de producción con las consecuentes pérdidas en la rentabilidad de la plantación.

DJI 0741
Finca de almendro en seto en plena floración – CBH Agroinnova

Además, el resto de funciones del árbol podría verse comprometido. Algunas de ellas tan importantes como el crecimiento radicular, vital para el mantenimiento de volúmenes de copa adecuados y la captación de agua y nutrientes por parte del cultivo.

¿Algún motivo más para darle importancia?

¿Cuáles son los principales aspectos a tener en cuenta en el tratamiento post cosecha del almendro?

En el manejo del almendro son múltiples los aspectos que debemos de tener en cuenta para obtener los objetivos de producción: manejo de suelo, poda, recolección, control de plagas y enfermedades, abonado, riego…

En el caso del tratamiento post cosecha me centraré en los que considero más importantes:

  1. Riego: El riego es una de las prácticas de manejo más importantes en el almendro, ya que está directamente relacionado con la productividad. El cultivo del almendro presenta una elevada sensibilidad al déficit hídrico en ciertos períodos clave como el postcosecha. Si durante este periodo el cultivo sufre estrés hídrico la densidad floral del año siguiente, la fertilidad de las flores y la fructificación se pueden ver comprometidas.
  2. Fertilización: no es necesario volver a recalcar la importancia que tiene la fertilización, así como conocer y ajustar los nutrientes durante los momentos de máximas necesidades para que estén disponibles en el suelo. Una vez realizada la recolección hemos de aplicar los nutrientes adecuados para favorecer los procesos que el árbol está realizando.
  3. Tratamientos fitosanitarios para almendros: Monilia, abolladura, fusicocum, gusano cabezudo, tigre, mosquito, son algunas de las muchas enfermedades fúngicas y plagas que afectan a las plantaciones de almendros. Estas producen un debilitamiento de los árboles que puede traducirse en una pérdida de las producciones. Realizar un buen tratamiento preventivo después de la recolección y antes de que se caiga la hoja va a favorecer que el año siguiente el árbol presente un estado sanitario correcto.
Tratamiento fitosanitario del almendro durante caída de hojas – Mañez y lozano

¿Cómo realizar de manera correcta el tratamiento post cosecha en almendro?

Por fin llegamos al kit de la cuestión, ¿qué hacer? ¿cómo hacerlo?:

Riego

En la programación del riego hay dos factores fundamentales: estimación de la cantidad de agua que la planta necesita en cada momento, y el seguimiento de la humedad del suelo. Esto nos indicará en qué momentos y cuánta agua aplicar.

En el momento de la post cosecha la programación del riego tiene que basarse en las necesidades hídricas calculadas en función del balance hídrico (evapotranspiración y pluviometría). En el caso de disponer sensores tenemos que mantener unos niveles medios de humedad en el suelo para favorecer la extracción de la misma por parte de las raíces.

Las necesidades hídricas post cosecha son menores que durante el verano, por tanto el agua a aplicar en este momento será mucho menor, pero no menos importante.

No obstante hay que tener cuidado, un exceso de agua en el periodo previo al reposo invernal puede ocasionar un rebrote vegetativo provocando una señal equívoca a la planta para no iniciar el proceso de senescencia.

Fertilización

La fertilización es sin duda una de las tareas más complejas, hay que tener en cuenta la variabilidad debido a: eficiencia de los patrones y variedades, el vigor de la planta en su conjunto, tipo de suelo, riego y cantidad de agua aportada, sistema de aplicación… Por eso a través de la realización de analíticas foliares periódicas podemos conocer cuál es el estado nutricional del cultivo con vistas realizar las aplicaciones más adecuadas.

No existe una receta única de abonado

La postcosecha es un buen momento para realizar las correcciones de las carencias que presente en las analíticas foliares. De esta forma favorecemos que la planta comience su ciclo vegetativo sin ninguna carencia que pueda limitar la producción.

Durante este periodo se vuelve especialmente interesante la aplicación de microelementos, potasio (debido a su papel en la regulación hídrica de la planta) y fósforo (nutriente que promueve el desarrollo radicular).

En cualquier caso, mantener un equilibrio entre todos los nutrientes será la clave para favorecer el desarrollo correcto de la plantación.

Ley del Minimo Liebig gerencia empresas agricolas
Ley del mínimo (Liebig) – Universidad Agrícola

Tratamientos fitosanitarios

En las nuevas plantaciones, es más que importante que nunca realizar un correcto diagnóstico y control de las enfermedades del almendro.

La climatología de cada región así como los factores individuales del cultivo son el factor que condiciona la aparición e incidencia de la mayoría de plagas y enfermedades en el almendro. Conocerlas nos permitirá realizar un buen manejo preventivo de cara a la reducción del inóculo de las enfermedades fúngicas y la incidencia de plagas en las siguientes campañas.

tratamiento fitosanitario del almendro
Estrategia de control de enfermedades fúngicas en Almendro – Tradecorp

Tradicionalmente se ha realizado un tratamiento previo a la caída de hojas con compuestos en base a cobre. En algunos casos aplica urea para favorecer la descomposición de los restos vegetales. De esta forma se puede reducir la cantidad de inóculo de los diferentes hongos que pueden afectar al almendro, frenando su reproducción.

Debido al crecimiento de las plantaciones superintensivas se realizan tratamientos justo al finalizar la recolección. Las máquinas cabalgadoras que se encargan de la recolección pueden producir daños en ramas y brotes (vehículo de entrada para enfermedades fúngicas).

Estos tratamientos se vuelven especialmente importantes si se tiene un microclima favorable (elevada humedad ambiental y temperaturas suaves) o si se producen lluvias durante el periodo de recolección.

Algunas de las materias activas que pueden utilizarse durante este periodo son:

  • Hidróxido cúprico 50 %
  • Kresoxim- metil 25% +Difenoconazol 12,5%
  • Tebuconazol 25 %
  • Oxicloruro de cobre
  • Otros fungicidas autorizados

**En función de los objetivos buscados e realizará la elección de uno u otros productos.

EL FINAL DE UN CUENTO SIEMPRE ES EL PRINCIPIO DE UNA GRAN HISTORIA

Como habrás podido comprobar, la recolección del almendro no es el último paso que hay que dar antes de finalizar la campaña. El manejo después de la cosecha es tan importante como durante el resto del ciclo del cultivo.

Al igual que en un cuentos, tenemos que centrarnos en acabar con un final feliz, ya que este será el principio de una gran historia, ó ¿era de una gran cosecha?

Espero que después de leer este post te haya quedado clara la importancia de cuidar cada uno de los detalles en el manejo de un cultivo como el almendro.

No dudes en poner en comentarios todas las dudas o consultas que tengas al respecto del mismo, tienes disponible un formulario de consulta en nuestra web, e incluso puedes mandarnos tu pregunta en audio, ¡no hay excusa!

Nos vemos en próximas publicaciones.

Lo que todo el mundo debería saber sobre la fertilización del Almendro

Fertilización almendro

En el momento actual cultivos como el almendro en seto suponen una manera diferente de entender el cultivo de frutos secos. De entre todos los factores de producción, la fertilización del almendro es uno de los más importantes si queremos obtener producciones abundantes y sostenidas en el tiempo.

La falta de información sobre nuestros cultivos y la multitud de soluciones comerciales existentes en el mercado nos llevan en ocasiones a perder de vista ciertos aspectos que son fundamentales para realizar la fertilización de manera correcta. Por eso, en esta nueva publicación te contaré cuáles son las bases para realizar la fertilización del almendro.

¿Por qué es importante realizar una correcta fertilización del almendro?

En un entorno tan competitivo como el actual, la obtención de elevadas producciones y la optimización de recursos es un requisito si queremos obtener una rentabilidad adecuada en nuestras plantaciones de almendro.

La fertilización siempre impactará en la producción cuando el resto de factores estén correctamente manejados.

En este sentido, un manejo correcto de la fertilización del almendro será sin duda uno de los pilares que nos ayudarán a conseguir elevadas producciones, sostenerlas en el tiempo, así como obtener incrementos en la calidad de las almendras y tener plantaciones más longevas, lo que repercutirá directamente en la viabilidad económica de la misma.

Fertilización almendro
Finca de la compañía Veracruz – Portugal

¿Qué debo tener en cuenta para realizar un plan de fertilización en almendros?

En general, en las plantaciones de almendro suelen existir diferencias importantes debido a: diversidad de portainjertos y variedades, edad de las plantaciones, el sistema de cultivo, sistema de riego, tipo de suelo, etc.

Es por eso que se vuelve imprescindible el conocimiento de todas estas variables para ajustar la fertilización en cada caso y no realizarla de manera rutinaria.

1. Secano o regadío

Un aspecto que marcará por completo la diferencia a la hora de establecer un plan de fertilización en almendro es la distinción entre cultivo de secano y regadío.

El disponer de un sistema de fertirrigación asociado a la instalación de riego nos permitirá aportar los nutrientes en cuanto y cuando nosotros queramos, poniendo estos a disposición de la planta en el momento idóneo. Esto sin duda es el factor clave para la optimizar al máximo la nutrición de los cultivos.

fertilizacion almendro secano
Plantación de almendro en seto en secano – Villarrobledo

En el caso del cultivo de almendro de secano la práctica de la fertilización se realiza de manera muy diferente, ya que el cultivo únicamente consumirá los elementos minerales que estén disponibles en el suelo. En este sentido, un consejo personal es intentar mantener niveles adecuados de materia orgánica (1,5-2%) de cara a que se produzca una liberación continua de nutrientes para que el cultivo los tenga a su disposición y tenga las mínimas carencias posibles.

Otras prácticas como el abonado de fondo y la fertilización foliar son muy interesantes para que el cultivo tenga una nutrición completa, pero para ello y como veremos a continuación el conocimiento de factores como el tipo de suelo y la realización de análisis foliares durante el ciclo del cultivo son imprescindibles.

2. EDAD DE LA PLANTACIÓN

Otro de los factores que debemos tener en cuenta para realizar la fertilización del almendro es la edad de la plantación, ya que en función de la misma los objetivos buscados son diferentes y en consecuencia la fertilización que hemos de hacer.

En el caso de las plantaciones jóvenes centraremos la nutrición en factores como el nitrógeno y el fósforo para tener un desarrollo correcto tanto de la parte aérea como del sistema radicular. Por supuesto, el resto de nutrientes no se deben dejar de lado pero estos dos serán claves en la búsqueda de un crecimiento y desarrollo adecuado de la planta en sus primeros años.

plantando almendro en seto
Ejecución de nueva plantación de almendro en seto – Imágen CBH Agroinnova

En el caso de plantaciones en producción, el objetivo de la fertilización es totalmente diferente ya que en este caso hemos de buscar una nutrición completa para la producción de la cosecha del año y las cosechas venideras.

3.OBJETIVO DE PRODUCCIÓN

Como sabes, existen diversidad de plantaciones de almendro y cada una de ellas tendrá unos objetivos diferentes de producción. En este sentido y por poner un claro ejemplo no serán iguales las necesidades de nutrientes de una plantación de almendro en seto con una producción esperada de más de 2.000 kg/ha de pepita que una plantación de almendro con riego deficitario donde se obtendrán producciones de 800-1000 kg de pepita por hectárea aproximadamente.

4. CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTACIÓN

Ya hemos nombrado anteriormente las diferencias entre las plantaciones y como estas afectan directamente a los requerimientos nutricionales de las mismas.

En el caso del almendro en seto conocer las características de patrones como el Rootpac 20 es vital de cara a realizar un aporte correcto de los nutrientes en el momento, forma y lugar adecuados.

fertilizacion afecta al sistema radicular almendro
Sistema radicular Almendro imprescindible para una correcta nutrición – AGQ Lab

¿Cómo planificar la fertilización del almendro?

Las plantas siguen un ciclo vegetativo durante el cual las necesidades son diferentes, es por ello que debemos planificar la fertilización del almendro en seto para que todos los nutrientes estén disponibles en el suelo en los momentos de máximas necesidades.

La aplicación de fertilizantes debe suponer el equilibrio entre lo que la planta necesita para su desarrollo y producción, lo existente en el suelo y los aportes por parte del agricultor.

Tradicionalmente se realizaba un abonado únicamente de restitución (aporte de las cantidades de nutrientes que el fruto extrae del suelo), pero este método presenta serias deficiencias.

El plan de fertilización del almendro se ha de basar en el diagnóstico del estado nutritivo de la planta determinado mediante el análisis foliar y debiéndose de complementar con otra serie de informaciones y referencias como: características de suelo, sintomatología, estados vegetativos y productivos y manejo de cultivo (convencional, ecológico).

ciclo anual del almendro

Utilizar los criterios de abonado tradicionales con la información que brindan los análisis foliares o de suelo nos permitirá seleccionar la fuente de fertilizante mas adecuada, conocer cuál es la disponibilidad de los nutrientes en el suelo y evitar el conocido como «consumo de lujo».

El análisis foliar es el mejor método para diagnosticar el estado nutritivo de la planta, ya que nos permite detectar los niveles de nutrientes, de cara a evitar posibles deficiencias, ver la respuesta al abonado del almendro aplicado y detectar posibles toxicidades de elementos como el sodio, cloro y boro.

El resultado de este análisis foliar se ha de comparar con los resultados de los niveles críticos de cada uno de los elementos nutritivos. A partir de ahí y con el conocimiento del resto de factores podremos ir ajustando la fertilización del almendro en cada caso.

Con todo ello podemos concluir que «no hay una receta única de abonado» pero que estas consideraciones nos dan una idea de los primeros pasos que hemos de dar para realizar una fertilización correcta en el cultivo de almendro en seto.

El siguiente paso será conocer los consumos aproximados de unidades fertilizantes y las cantidades que hay que aplicar en cada momento para que la planta tenga todos los nutrientes necesarios a su disposición.

¿QUIERES SABER MÁS ACERCA DE LA fertilización DE ALMENDRO EN SETO?

Podemos concluir en que la adopción y el crecimiento del almendro superintensivo va ligada a una mayor eficiencia y rentabilidad de las plantaciones, ya que el cultivo de almendro en seto posibilita una almendricultura de mayor precisión y más rentable.

Finalmente, hay que recordar que se trata de sistemas eficientes, siempre y cuando la tecnología de producción sea la adecuada. Cualquier error en la elección del material vegetal, en el diseño de la plantación,poda, riego, abono para el almendro, tratamientos,entre otros, puede dar al traste con una inversión elevada y con la eficiencia del sistema.

Es por eso que desde Synergynuts queremos que la mejor información esté al alcance de todos y para ello además de los artículos de este Blog hemos realizado Almond talks, una serie de charlas web en las que los mejores expertos hablan sobre los diferentes aspectos del cultivo de almendro en seto.

A través de este enlace puedes acceder a la charla «Nutrición y Fertilización del Almendro en Fincas altamente productivas» realizada por AGQ Lab. Además, como regalo podrás descargar la presentación ¡No te lo puedes perder!

Nos vemos en los próximos artículos,

Suscríbete a nuestra Newsletter

Te mantendremos informado de las últimas noticias, eventos y mucho más