Enfermedades del almendro: mancha ocre

En los distintos artículos de este blog, ya hemos hablado de las enfermedades fúngicas y hemos estudiado algunas. En este post hablaremos de la mancha ocre, una de las principales enfermedades que afectan a las plantaciones de almendro en seto y muy extendida en la cuenca mediterránea.

¿CÓMO SE DESARROLLA ESTA ENFERMEDAD?

Está causada por el hongo ascomiceto Polystigma ochraceum, que al inicio de la primavera infecta las hojas si las temperaturas son suaves y hay humedad.

Si el hongo se desarrolla, hasta 30 días después de la primera infección no aparecerán los primeros síntomas en las hojas, que finalmente caerán al suelo, donde durante el invierno el hongo seguirá evolucionando para dar las primeras infecciones de la primavera siguiente.

¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES SÍNTOMAS EN EL ALMENDRO?

En las hojas aparecen manchas pardo-amarillentas que en verano cambian a ocre y terminan necrosándose. Estas manchas pueden alcanzar 1 cm de diámetro y solaparse entre ellas, y empiezan a formar estructurar reproductivas.

Si los ataques son fuertes, se producirá una defoliación del almendro que afectará al árbol reduciendo su capacidad fotosintética y debilitándolo.

Debemos tener en cuenta que, hay variedades más sensibles que otras ante esta enfermedad. Variedades como Guara y Tono, son muy sensibles y pueden sufrir una fuerte defoliación, Penta tiene una sensibilidad media y Vairo baja.

image
Síntomas en hoja – Fuente MAPA

¿CÓMO CONTROLAR la mancha ocre en el almendro?

Como los síntomas tardan semanas en aparecer, la mejor estrategia para controlar la mancha ocre es la prevención.

El hongo causante de esta enfermedad pasa el invierno entre las hojas caídas del suelo, por lo que la eliminación de las hojas es muy importante para reducir el inóculo.

Como hemos mencionado antes, la elección de una variedad resistente condicionará el desarrollo de la enfermedad.

En cuanto a su control químico, se recomiendan dos-tres tratamientos: el primero tras la floración, el segundo 3 semanas después y un tercero si se producen lluvias copiosas durante ese periodo. En algunos casos, también se recomienda hacer un tratamiento previo a la floración cuando el árbol se encuentre en el estado fenológico de yemas hinchadas para disminuir el inóculo. Es importante decir que siempre hay que intentar tomar medidas biológicas, culturales y físicas antes que las químicas.

image 1
Síntomas en hoja – Fuente MAPA

Como con el resto de enfermedades fúngicas, la realización de una poda adecuada, que favorezca la aireación, y los fertilizaciones racionales, que no produzcan un vigor excesivo, disminuirán el desarrollo del hongo.

Es importante destacar que las enfermedades fúngicas en plantaciones intensivas y superintensivas se desarrollan mucho más rápido que en plantaciones convencionales.

Por último, en el caso de que la mancha ocre se desarrolle no hay ninguna estrategia de erradicación, pero es importante que el almendro no sufra estrés hídrico durante ningún momento de su ciclo y tomar medidas preventivas de cara al siguiente año.

En la batalla contra la mancha ocre, hay que tener en cuenta muchos factores. Por ello es importante conocer esta enfermedad para poder prevenirla y combatirla de la manera más efectiva, y obtener así un cultivo rentable. Recuerda que todos nuestros enemigos son mortales, y las enfermedades fúngicas también.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Te mantendremos informado de las últimas noticias, eventos y mucho más