Conociendo el manejo de suelos en Almendro en seto IV: herbicidas.

La utilización de herbicidas es sin duda una de las prácticas de manejo que mas controversia genera, la mayoría de veces esa controversia es fruto del desconocimiento y de las malas prácticas de uso de los mismos.

En este artículo te contaré cuáles son las ventajas e inconvenientes en la utilización de herbicidas, cuáles son sus principales características y cómo elegir el producto y la estrategia de aplicación mas adecuada.

¿Por qué utilizar herbicidas en el control

de malas hierbas?

El principal motivo para el empleo de herbicidas en la estrategia de manejo de suelos es que es un método efectivo y económico a corto tiempo para frenar el desarrollo de las malas hierbas en el cultivo de almendro, ya que estas representan una serie de problemas en las plantaciones:

  1. Competencia por los recursos principales (agua, luz y nutrientes).
  2. Liberación de aleloquímicos que pueden provocar la disminución del rendimiento de los cultivos.
  3. Pueden actuar como hospedadoras de patógenos.
  4. Las operaciones para su control incrementan los costes de producción.
  5. De forma secundaria, provocan un impacto estético desfavorable en las plantaciones.

Para prevenir y reducir el impacto de los herbicidas debemos emplear una estrategia integral y a largo plazo con la finalidad de reducir la dependencia de este tipo de productos.

¿Qué efectos tienen los productos herbicidas?

Cómo cualquier otra estrategia de manejo de suelo la aplicación de herbicidas cuenta ventajas y desventajas asociadas a su empleo:

VENTAJASDESVENTAJAS
SUELO – Conservación de la estructura.
-Mejora de la sustentación.
– Reducción de la erosión causada
por el laboreo.
– Disminuye la oxidación de la orgánica.
– Formación de costra superficial.
– Evacuación de agua en terreno llano.
– Erosión en pendientes fuertes por
escorrentía.
– Difícil incorporación de enmiendas.
– Disminución del contenido en m.orgánica
y actividad biológica del suelo.
– Contaminación de suelos y acuíferos
(herbicidas residuales).
PLANTA– No produce heridas en el cultivo.
– Mejor aprovechamiento de lluvias
de baja cuantía.
– Mejor desarrollo superficial del sistema
radicular (aumento de vigor, asimilación
de agua y nutrientes).
– Reducción de las heladas primaverales.
– Riesgo de fitotoxicidad
– Favorece la presencia de roedores que
mutilan el sistema radicular.
CULTIVO– Cómodo de ejecutar.
– Menor empleo de tiempo.
– Ahorro en costes .
– Menor necesidad de potencia.
– Exige el conocimiento de las malas hierbas
y su comportamiento.
– Puede ocasionar evolución en la flora natural.
– Exige tener conocimiento de las materias activas a emplear.
Cuadro ventajas y desventajas en el uso de herbicidas para el control de malas hierbas

¿Cuáles son las principales características de los productos herbicidas?

A la hora de emplear uno u otro producto herbicida hemos de asegurarnos de que cumpla con las siguientes características:

  1. Eficacia: evidentemente un producto herbicida debe ser eficaz contra las especies de malas hierbas para los que su uso está recomendado.
  2. Selectividad: los productos herbicidas deben ser en general selectivos para el tipo de mala hierba que queremos controlar. **En otros muchos casos se emplean herbicidas totales.
  3. Solubilidad: la mayor o menor capacidad de disolverse en el agua nos dará una idea sobre la facilidad de lavado y migración que puede tener un producto herbicida en el suelo.
  4. Persistencia: algunos herbicidas se caracterizan por permanecer en el tiempo alojados en las partículas del suelo mediante sus formas químicas originales. Por eso, siempre intentaremos elegir productos adecuados con la vegetación que queremos combatir y con el medio en el que vamos a actuar.

98052112 1130551967331656 3718290025805250560 n
Equipo aplicación herbicida – Mañez y Lozano

¿Qué tipo de herbicida es el más adecuado?

Dentro de los herbicidas comúnmente utilizados podemos distinguir entre unos y otros atendiendo a diversos criterios. En general para hacer una adecuada elección hemos de considerar la forma de acción sobre las malas hierbas, sus principales características y los objetivos que buscamos.

Normalmente solemos seleccionar uno u otro herbicida en función del momento de aplicación:

HERBICIDAS PREEMERGENCIA

Cuando aplicamos herbicidas en preemergencia lo hacemos con el objetivo de adelantarnos a la germinación de las malas hierbas y, que estos productos mantengan su eficacia en el tiempo.

Es por ello que han de ser de carácter residual, ya que se trata de herbicidas que forman una película en el suelo que impide la germinación de las semillas de malas hierbas a través de la absorción de los compuestos químicos por parte de las raíces.

Algunos tips para su correcto empleo:

  1. Utilizarlos solo en aplicaciones con carácter preventivo (el suelo debe estar completamente limpio para que su eficacia sea la correcta).
  2. Deben encontrarse en la profundidad a la que se desarrollan las raíces, por lo que después de su aplicación es necesaria una pequeña lluvia para la formación de esa película que impide la nascencia de las m.hierbas.
  3. Hemos de adecuar las dosis en función del tipo de suelo: suelos arcillosos y debido a la retención por parte de las partículas de arcilla requerirán mayores dosis, mientras que en suelos arenosos hemos de parar cuidado por la probabilidad de lavado y absorción por parte de la planta que existe. Por consiguiente las dosis a emplear han de ser menores.
  4. Es conveniente el empleo de diferentes materias activas para evitar la aparición de resistencias y la acumulación de productos en el suelo.
herbicidas pre-emergentes
Momento óptimo de aplicación de herbicidas pre-emergencia – Foto cedida por Tradecorp

HERBICIDAS POSTEMERGENCIA

En el caso de las aplicaciones postemergencia lo que buscamos es la erradicación de la mala hierba una vez que esta ha germinado y está instalada.

Los herbicidas empleados en este tipo de aplicaciones pueden ser de contacto o sistémicos:

  1. Contacto: actúan por contacto con las partes verdes de la planta, destruyendo únicamente las partes herbáceas tratadas. Esto tiene algunas desventajas, su acción temporal, la posibilidad de rebrotes, alta probabilidad de lavado tras lluvias, posibilidad de provocar daños en el cultivo…
  2. Sistémicos: son absorbidos por parte de la planta y se mueven a otras zonas de la misma a través del floema por lo que afectan a todas la partes desde la mala hierba a pesar de no haber entrado en contacto con ellas. Estos productos son mas eficaces cuando el flujo de savia es descendente, es decir al final del verano y del otoño.
tipos de herbicidas

BONUS: ASOCIACIONES DE HERBICIDAS

En algunos casos, es conveniente el empleo de diferentes formas de actuación en un mismo tratamiento (pre y postemergencia), ya que podemos encontrarnos gran parte del suelo desnudo junto con el comienzo de la germinación de algunas especies de malas hierbas. En este caso, se trata del método mas efectivo para su control y mantenimiento.

En el caso de emplear este tipo de asociaciones hemos de asegurarnos de que las materias activas a emplear sean compatibles y son las que necesitamos para el tipo de mala hierba que queremos controlar.

resultado herbicidas almendros
Ejemplo de situación propicia para la aplicación combinada de herbicidas

¿Cómo elegir la estrategia de aplicación de herbicida más adecuada?

La aplicación de herbicidas tiene un impacto sobre el cultivo y por otra parte sobre el medioambiente, es por eso que las estrategias de aplicación siempre deben ir orientadas a la prevención para reducir el impacto que la aplicación de los mismos puede generar.

Esta estrategia debe ser un planteamiento a largo plazo y enmarcada en un manejo integral que nos ayude a minimizar la dependencia en el uso en este tipo de productos.

ESTRATEGIADETALLES
Pasada única– Una única aplicación de herbicida preemergencia.
– Cómodo en suelos pesados.
– Interesante la asociación de materias activas
Programa fraccionado– Aplicar preemergencia en dos pasadas.
– Cada aplicación a dosis reducida. La segunda empleará postemergencia.
– Evita las fuertes concentraciones en aguas de drenaje.
Programas secueniales– Similar al fraccionado, pero alternando las materias activas preemergencia.
– Se disminuye el riesgo de fitotoxicidad y se reducen las posibilidades de
aparición de resistencias.
Programa Mixto– Postemergencia la primea pasada y preemergencia (1/2 dosis) la segunda.
– Iviceversa, primera aplicación pre, segunda postemergencia.
Cubierta natural controlada– El objetivo es el mantenimiento racional de la cubierta a traves de la
aplicación de herbicidas postemergencia.
– El objetivo no es la eliminación de las mismas, si no el control y la
limitación de su desarrollo durante ciertos periodos del año.
Cuadro con las diferentes estrategias en la aplicación de herbicidas

«LAS MALAS HIERBAS TAMBIEN SON FLORES,

CUANDO LAS CONOCES»

Como has podido leer en esta serie de artículos existen diferentes técnicas para el manejo de suelo del cultivo del almendro, conocer los detalles de cada una así de ellas así como sus pros y contras es fundamental para seleccionar la que mejor se amolde a las necesidades de cada explotación.

La utilización de herbicidas en plantaciones de almendros es una de las prácticas de manejo que más controversia genera, pero a su vez una de las mas interesantes en cuanto a costes y sencillez se refiere, siempre y cuando se realice un empleo correcto de los mismos.

Espero que a partir de ahora seas capaz de mejorar el manejo del suelo en tus plantaciones, ¡no dirás que no te he contado como hacerlo!

¡Te espero en los siguientes artículos!

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Te mantendremos informado de las últimas noticias, eventos y mucho más