upct logo

Orugueta del almendro

¡Bienvenidos una vez más al blog de Synergynuts! En este post vamos a continuar hablando de dos de las plagas que afectan a las plantaciones de almendro en seto, hablaremos de Ectomyelois ceratoniae Zeller conocida como Orugueta y de Aglaope infausta L. conocida como Orugueta del almendro. Debido a sus nombres en muchas ocasiones se produce una confusión entre ambas, y por eso es muy importante que aprendas a diferenciarlas.

La orugueta es un lepidóptero polífago que afecta al almendro y que es considerada plaga importante del almendro porque en el estado de larva penetra en la cáscara de la almendra y se la come, facilitando además la entrada de hongos.

Por otra parte, la orugueta del almendro solo tiene presencia y severidad en plantaciones con escasos recursos, por lo que es considerada una plaga secundaria del almendro.

Hablaremos de sus características, sus ciclos vitales y la forma de controlarlas en este post.

¿Cómo puedo identificar la orugueta y

la orugueta del almendro?

La orugueta de adulto tiene un tamaño de 2-3 cm, el cuerpo es de color gris oscuro y las alas anteriores tienen manchas angulares, negras y sinuosas. La hembra puede poner 200 huevos a lo largo de su vida. Los huevos de la orugueta son de color rosado. Las larvas llegan a alcanzar una longitud de 1,5 cm en su último estadio, son de color rosado y la cabeza de color parda oscuro.

larva de orugueta
Larva de orugueta – Fuente MAPA
Pupa y daño en almendra causado por orugueta
Pupa y daño en almendra causado por orugueta – Fuente MAPA

La orugueta del almendro de adulto es una pequeña mariposa de alas redondeadas, siendo las anteriores de color gris ceniza y las posteriores con su mitad basal roja. El cuerpo es negro excepto un collar torácico de color rojo.

orugueta del almendro
Adulto de orugueta del almendro – Fuente MAPA

¿Cuáles son sus ciclos biológicos?

ORUGUETA

La orugueta puede tener 3 generaciones, la primera se da a finales de primavera y cada generación tiene una duración aproximada de 1 mes.

Las orugas de la primera generación tienen la crisálida a comienzos de mayo y final de ese mismo mes empiezan a verse las primeras mariposas. Estas mariposas se aparean rápidamente y hacen la puesta sobre las rugosidades de las cortezas. Eclosionan a mediados de junio apareciendo así las orugas de la segunda generación.  La última generación, pone los huevos en las heridas y grietas de la corteza para aguantar hasta la primavera siguiente. Suele atacar a los almendros en en verano. Hiberna en forma de crisálida

ORUGUETA DEL ALMENDRO

Las orugas invernantes de la orugueta del almendro aparecen al inicio de la brotación del almendro, comenzando a devorar las yemas y hojas tiernas, manteniendo esta actividad hasta mediados de primavera cuando alcanzan su desarrollo completo. A continuación, forman las crisálidas, que tras 15 o 20 días después emergen las mariposas cuya única función es la de reproducirse. Durante el día permanecen paradas en las zonas sombreadas del árbol huésped y al refrescar vuelan alrededor de los mismos formando nubes de mariposas. Tras el apareamiento hacen la puesta de huevecillos en las resquebrajaduras de la corteza, y al mes aparece la siguiente generación de orugas.

¿Qué síntomas produce la presencia de la orugueta y la orugueta del almendro?

La larva de la orugueta (Ectomyelois ceratoniae Zeller) realiza un agujero y penetra en el fruto provocando excrementos de color negro, algunas veces, sobre todo en las primearas penetraciones, la almendra produce una exudación de goma. En un inicio suele situarse entre la cáscara interior y la exterior, alimentándose de esta última. Posteriormente puede penetrar dentro y alimentarse de la almendra.  Esto facilita la entrada de los hongos saprófitos, que penetran desperdiciando totalmente el fruto.

Daños causados por orugueta del almendro
Daños en almendra causados por orugueta – Fuente MAPA

En el caso de la orugueta del almendro (Aglaope infausta L.) en primavera, cuando brota el árbol, las larvas reinician su actividad alimentándose del envés de las hojas. Pasa por otros dos estados larvarios, siendo el último muy voraz, respetando únicamente la nervadura central de las hojas. Con el calor del verano se refugian en la corteza de los arboles hasta el siguiente año.

Larvas de orugueta del almendro alimentandose de hojas de un almendro
Larvas de orugueta del almendro alimentándose de hoja – Fuente MAPA

¿Cómo puedo controlar a la orugueta y la orugueta del almendro?

Medidas preventivas y químicas

Una buena medida preventiva para combatir esta plaga es la utilización de variedades resistentes a la orugueta y a la orugueta del almendro.

En el control químico se podrán utilizar tratamientos con fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Para el control de la orugueta también pueden emplearse trampas cromáticas. Estas trampas cromáticas pueden capturar a los adultos en su vuelo, aunque el nivel de capturas suele ser muy bajo.

Para la orugueta del almendro no existen actualmente en el mercado ningún tipo de feromona sexual para controlar el vuelo. Lo único que se puede realizar es la observación visual en hojas.

En conclusión, la orugueta y la orugueta del almendro, aunque no son de las plagas más comunes, son unas plagas que hay que conocer por los daños que producen. Por ello deberemos estar atentos a su aparición y controlarlas cuando se vean signos de su presencia intentando utilizar los tratamientos lo antes posible.

No te olvides de tomar nota de todo lo aprendido en este post, y nunca te rindas contra ninguna plaga o enfermedad, recuerda lo que decimos siempre: todos los enemigos son mortales.

¡Nos vemos en el próximo post!

Otros Artículos sobre plagas del almendro:

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Te mantendremos informado de los últimos contenidos, noticias y eventos sobre los frutos secos